condicional si… Julian es capaz: ¿está por verse?

Al grano: Te amamos. Tu madre, tus hermanos y yo, pensamos en ti.

Aunque lo dudes, siempre he creído que podremos contar contigo. Tienes todo el equipo: presencia, inteligencia, medios, la cultura que has querido adquirir por tu propia cuenta.

Me siento orgulloso porque bajo tus propias reglas y medios has superado sin necesidad de escuela, ni  de consejos cualquier enseñanza que te haya podido dar—casi a fortiori—tu padre, quien es muy mal maestro.

Podrían decirte que estás lleno de emociones y que por ahora eres menos racional que pluriemotivo. ¿Quién sabe? A lo mejor ni los psicólogos. Pero, como alguien escribió:

No sientes temor a expresar tus opiniones aunque sepas que pueden ser mal recibidas o compartidas. Eres fiel a tus principios y convicciones. Y no te falta ese poquito de ambición de los grandes, que saben que siempre pueden ir por más.

Con esas virtudes fuiste engendrado. Tampoco se de quién lo heredas.

Lo cierto es que eres firme y defiendes tus posiciones hasta la ignominia, como diría tu primo Jorge.

Y quizás por esas convicciones tuyas nos hemos alejado. Pues, es cierto, que yo tengo las mías y así hemos chocado innumerables veces. Pero no nos asustemos. Así es la vida. En mi larga historia he tenido confrontaciones con medio mundo y las polémicas van y vienen. Y algo queda, de veras. La verdad que nadie puede atreverse a decir que él solito sostiene. La verdad está más allá de cada quien y cuesta mucho esfuerzo, trabajo y vicisitudes llegar a aproximarse medianamente a ella.

Quizás no te acuerdes que lo haya mencionado, pero lamento mucho que no hayas tenido la familia que te mereces. Fallé, fracasamos y la ruptura ha dejado hoyos negros. Esos black holes no han podido cerrarse a pesar de  todas  las maromas a que me he visto urgido a dar—como cirquero—para llenar el vacío de tu madre ausente. Pero, hay que conformarse. Lo que pasó, ni modo, no lo podemos remediar. Sí podemos, en cambio, conformarnos, como todo mundo. Ya que si volteas a ver a cualquier parte, ninguna familia está perfectamente integrada y hay cosas que nadie puede arreglar, ni Dios quiere que tengan  enmienda o corrección. No hemos podido tener  los recursos, auxilios o refugios. No hemos podido hallar “Aquello” que sirve para producir un cambio favorable en las enfermedades del alma y en las penurias de la familia. Y esto que parece el consejo de los pendejos, porque pretenden consolarse con aquello de que $”lo mismo le pasa todo el mundo”, pues es la mera realidad.

Pero, en una capillita blanca frente al mar proclamé a los 4 vientos que Tom, Athenea, Aliz y yo éramos los cuatro mosqueteros que tienen como consigna uno para todos y todos para uno. Para salvarnos, para defendernos y para progresar. Solamente faltas tú, que podrías ser el Dartañan.

De cualquier manera, deberías saber que he hecho lo mejor que he podido, llevado por la invisible mano de Dios y conducido por el gran amor que tengo por mi pequeña familia sobreviviente.

Estoy,  pues, más tranquilo porque creo que estoy tratando de darte la confianza de que has contado y estás contando conmigo, precaria mi economía y mi salud, escasas mis posibilidades futuras. Como dijo una cínica argentina a su propio hijo de tu edad, el día en que cumplió tus años: No somos amantes del sacrificio ni somos guerreros indomables que nos enfrentamos con éxito a todos los avatares.Hemos sido derrotadcos muchas veces…

“Tú nos haces mejores.

VERTE FELIZ  ES LO QUE NOS HACE FELICES.

GRACIAS POR HACERME TAN IMPORTANTE.”

Y AL REVÉS: ESTÁS TENIENDO MUCHO ÉXITO EN HACERNOS MUY DESGRACIADIOS PORQUE NO VEMOS QUE SEAS FELIZ….

Así lo puso la mamá bonaerense:

“Gracias por los abrazos, los besos, las lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas, los dibujos en la heladera… Gracias por tantas noches sin dormir…Hoy, que ya son hombres, vivo un oasis de tranquilidad interior. Muchas cosas contribuyen a ello. Una de ellas es saberte íntegro, sereno, maduro, y capaz de tomar decisiones trascendentes”…

 

Ignoro cuál tomó aquel atorrante, –CON CARIÑO– pero estoy esperando las  decisiones tuyas. Y, por lo pronto, por si acaso te ayudan los consejos del  poeta, copio el famoso If, de Rudyard Kipling, que ya te he regalado en otra ocasión:

If—

If you can keep your head when all around you
Are losing theirs and blaming it on you;

If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;

If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don’t deal in lies,
Or, being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build ‘em up with wornout tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on”;

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run

Yours is the Earth and everything that’s in it,

And—which is more—you’ll be a Man my son!

Y aquí va la versión española:

Image

Si puedes mantener en su lugar tu cabeza cuando todos a tu alrededor,
han perdido la suya y te culpan de ello.

Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti,
pero también dejas lugar a sus dudas.

Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no te domina el odio
Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio.

Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu amo;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes conocer al triunfo y la derrota,
y tratar de la misma manera a esos dos impostores.
Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho,
tergiversada por malhechores para engañar a los necios.
O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida,
y agacharte para reconstruírlo con herramientas maltrechas.

Si puedes amontonar todo lo que has ganado
y arriesgarlo todo a un sólo lanzamiento ;
y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón y tus nervios y tus tendones,
para seguir adelante mucho después de haberlos perdido,
y resistir cuando no haya nada en ti
salvo la voluntad que te dice: “Resiste!”.

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, y no distanciarte de los demás.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el inexorable minuto,
con sesenta segundos que valieron la pena recorrer…

Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,

y lo que es más: serás un hombre, hijo mío.

TE AMA TU PADRE

MANUEL AUGUSTO WALTER LIVINGSTON DENEGRE VAUGHT Y ALCOCER.

Etiquetas:

Una respuesta to “condicional si… Julian es capaz: ¿está por verse?”

  1. livingstonvaught Says:

    BIEN CONCHUDO EL CABRÓN PADRE. DESDE ACAPULCO Y SU HIJO ENCHIROLADO…DA RABIA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: