¿QUIÉN FUE DON ANSELMO DE LA PORTILLA?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mi amigo querido, el Maestro Jorge Alsina Valdés y Capote, Director de dicha división, tiene un formidable programa editorial que convierte a la UNIDAD XOCHIMILCO de la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOPLITANA en una poderosa productora de textos sobre las Humanidades y las Ciencias Sociales.

Ha acogido con entusiasmo mi propósito de dar publicación a dos obras aún inéditas que dejó mi padre, el Lic. JORGE DENEGRE VAUGHT PEÑA.

El historiador y bibliógrafo mexicano dedicó gran parte de su vida a la publicación de obras importantes para comprender el accidentado devenir de nuestra patria. Al fundar la EDITORIAL ACADEMIA LITERARIA en 1950,

publicó algunas de las más trascendentes crónicas,en su Colección Grandes Crónicas Mexicanas. Del período colonial publicó una Colección de Joyas Bibliográficas Mexicanas, seleccionando obras de primorosa impresión y logrando una perfecta reproducción en offset, para conservar su belleza tipográfica. Y en la PORTADAde todos loslibros estaba Jorge matando al dragón del mal:

COLECCIÓN DE REFORMA E IMPERIO
publicó:

1.- LAFRAGUA POLITICO Y ROMÁNTICO
Y de este extraordinario libro ya le hablé en mi blog anterior.
Hoy toca referirnos únicamente a los que publicará–si acaso es ap´robado elproyecto por la Comisión Editorial de la DCSH de la Unidad Xochimilco:
A través de su obra, por ejemplo, podemos darnos cuenta de diversos sucesos simultáneos en razón indudable del mismo tema. Así, se siguen los acontecimientos de la contienda tanto en el campo liberal como en el conservador, igualmente que en los países europeos interesados y en Norteamérica.”

Asimismo, se advierten las diversas facetas con que cada partido resolvía el problema fundamental de su subsistencia y ponía en juego sus medios para lograr el triunfo.

Hay que hacer referencia a la extraordinaria rareza de ejemplares de la edición primitiva, ya que nosotros sólo pudimos constatar cuatro ejemplares completos. ( las hallamos en las bibliotecas de la UNAM, de la Secretaría de Hacienda, de México—Salón Basave–, y en la del Ing. Mondragón, ya fallecido).

En fin, se trata de una obra extraordinariamente importante del fecundo escritor mexicano, quien acometió colosal labor histórica proyectada en diversos libros, además de haber publicado centenares de artículos periodísticos en su larga vida (1840-1917) en los que luce su mentalidad de estructura matemática.

Los cinco tomos profusamente ilustrados con litografías, grabados de la época y mapas y en papel biblios de 52 kilos. Se tiraron 750 ejemplares y un sexto tomo que contiene el índice general, onomástico y analítico.

Desafortunadamente, don Jorge no pudo culminar el programa de esta Colección QUEDANDO IMPRESAS LAS OBRAS DE GUILLERMO PRIETO Y DE ANSELMO DE LA PORTILLA, (**) pues por azares del mundo editorial dio inmediata atención a la publicación de otras colecciones:

COLECCIÓN DE DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA DE LAS GUERRAS ENTRE

MÉXICO Y LOS ESTADOS UNIDOS:

AUSTIN, ESTEBAN F. –

EXPOSICIÓN AL PÚBLICO SOBRE LOS ASUNTOS DE TEXAS Y

“LAS SIETE GUERRAS POR TEXAS”

por PABLO HERRERA CARRILLO.—México, 1959.—

Segunda edición facsimilar del importante documento de 1835. Así, la colección de EDITORIAL ACADEMIA LITERARIA relativa a las Relaciones de México con los Estados Unidos, se inicia con la reproducción facsímile de la EXPOSICIÓN AL PÚBLICO SOBRE LOS ASUNTOS DE TEXAS, por el C. ESTEBAN F. AUSTIN, publicada en México en el año de 1835, EN CASA DE CORNELIO C. SEBRING.

En su “advertencia”, Luis Chávez Orozco, director de esta colección, da las siguientes razones:

En primer lugar, la importancia indiscutible del documento y su rareza extraordinaria. En segundo lugar, el deseo de publicar, cuanto antes, el prólogo preparado con este objeto por el historiador Pablo Herrera Carrillo, muerto recientemente. De ese modo se entregan al lector un documento de interés primordial, elaborado con el patriarca de los colonos texanos, Esteban F. Austin, y el prólogo de un historiador modelo de laboriosidad y dotado de una gran sagacidad crítica. Con esto se quiere dar a entender que este volumen significa una importante aportación para el conocimiento de la historia del desastre texano y un artificio para poner en manos de la crítica los resultados de una investigación que entrega un cúmulo de datos de extraordinaria importancia que contribuirán a la depuración de nuestra Historia Nacional. Se recurrió a fuentes primordiales manuscritas, perpetuadas en los archivos nacionales y norteamericanos. En este volumen como en los otros aspiramos a que los puntos de la historia entre México y Estados Unidos sean reelaborados porque lo consideramos necesario y urgente a la luz de una documentación exhaustiva en lo posible. Sólo así nos curaremos del trauma secular que nos agobia. Con 17 reproducciones de litografías y retratos antiguos y 2 hermosos mapas a todo color. En papel biblios de 52 kilos y 344 pp. se tiraron 600 ejemplares.

COLECCIÓN DE TESTIMONIOS DOCUMENTALES DE MÉXICO.

RICARDO FLORES MAGON Y SU ACTITUD EN LA BAJA CALIFORNIA.-

Por Jesús González Monroy.—México, 1962.—Prólogo de José

Vasconcelos.—

Antonio Pompa y Pompa director de esta colección para EDITORIAL ACADEMIA LITERARIA dice del autor: “Testigo y actor de calidad en el desarrollo de los acontecimientos magonistas, la calidad de Jesús González Monroy da autoridad al relato, quien paso a paso va contando los episodios con crítica incisiva a veces, a hombres y acontecidos… exhibe la realidad cruda y sin tapujos…, lo que hace de su libro un testimonio imprescindible para enterarse de la actitud del magonismo en los orígenes de la Revolución Mexicana”. En el prólogo de DON JOSÉ VASCONCELOS,
se asienta que está claro que “ los magonistas – patriotas rebeldes llamados así porque los encabezaba el hombre de gran carácter y heroica tenacidad que fue Ricardo Flores Magón,– no fueron traidores, porque no es traición sino patriotismo combatir al mal gobierno por todos los medios que estén a nuestro alcance”. Sigue una carta firmada por Don Adolfo de la Huerta en que considera al autor, González Monroy, como “uno de los precursores de la Revolución Mexicana”.

Con 2l ilustraciones, índice onomástico y general. Se tiraron 1100 ejemplares numerados e impresos en papel Chemalin con peso de 58 kilos y 180 pp.

DENEGRE VAUGHT, LIVINGSTON.- LA ANTORCHA ETERNA DE

ARLINGTON.—México, 1964.—229 pp.

Desde Washington a la muerte de John F. Kennedy,- Con preliminar de Pompa y Pompa y su certeza de que este libro tiene la propiedad de hacer perenne la sensación de una noticia estrujante.- Prólogo del Presidente del World Press Institute donde el autor gozó de una beca en compañía de 14 directores de periódicos de 14 distintos países, en Macalester College, Saint Paul, así como un análisis de la Personalidad Política del Presidente Kennedy, por Antonio Carrillo Flores, y entrevista con el Presidente Kennedy por Gabriel Parra; un estudio sobre el CHAMIZAL (en español e inglés) y un reportaje, también, en Huixquilucan, pueblo del Estado de México sobre la influencia de la televisión en el mito kennedyano. Ilustraciones en cepia.

— Reportaje en medio de la angustia por el periodista que estuvo en cada lugar significativo durante la odisea trágica kennedyana; análisis sobre la situación por Fidel Castro, en capítulo aparte; estudio sobre los otros tres asesinos de los anteriores presidentes norteamericanos; ensayo sobre el magnicida de Kennedy; estudio sobre el asesino de Oswald; ensayo sobre quiénes se hicieron ricos con la muerte del Presidente; la influencia de la Televisión en los trágicos sucesos; biografía de Kennedy.—229 pp. Edición casi agotada de 3000 ejemplares en papel biblios y 300 en Chemalin de 58 kgs. Para suscriptores.

DENEGRE-VAUGHT, JORGE.—

APUNTES PARA UNA BIBLIOGRAFÍA DE MANUEL RIVERA CAMBAS.—

Preliminar de Francisco González de Cossío.—México, 1962.—2l0 pp.— (Agotado)

Poco conocida es, en verdad, la obra de Rivera Cambas. Fuera de su MÉXICO PINTORESCO, ARTÍSTICO Y MONUMENTAL y de sus GOBERNANTES DE MÉXICO, pletóricas de bellas y melancólicas litografías que nos enseñan tiempos que no volverán, casi se ignora por completo su duro trajinar en las luchas políticas y su denodado valor y recia convicción liberal, demostrados mil veces en sus diversas actividades y en su periódico EL COMBATE, que simbolizó su pensamiento, su esfuerzo y su decisión.

Este trabajo trata de describir obras y artículos del escritor jalapeño y valorar su producción intelectual. Dice González de Cossío que ello será posible “hoy en día, gracias al trabajo de Jorge Denegre-Vaught…, no podemos menos de admirar el ímprobo trabajo desarrollado al realizar una investigación que permite, por vez primera, la valoración de un escritor, político y periodista…del examen de sus más de 360 interesantísimos artículos, Denegre Vaught nos muestra al hombre público, al periodista… (Jorge Denegre-Vaught ) es bien conocido en trabajos de divulgación histórica; fundador y Gerente General de EDITORIAL ACADEMIA LITERARIA, ha dado a la luz pública 15 volúmenes…”.—

En el Handbook of Latin American Studies, prepared in THE HISPANICA FOUNDATION IN THE LIBRARY OF CONGRESS by number of scholars (editor Earl J. Pariseau, University of Florida Press, Gainsville, 1964, se consigna el siguiente comentario: “Annotated bibliography of the writings of Manuel Rivera Cambas in the 19th Century. Knows principally for his México pintoresco, artístico y monumental, and his Gobernantes de México, Rivera Cambas was the author of over 300 items and the outspoken editor of the periodical El Combate. An impressive bibliographical reconstruction.

Este comentario que en su parte medular señala que se trata de “una reconstrucción bibliográfica impresionante” es, a todas luces, excepcionalmente galano y generoso.

El estudio está precedido por una magnífica litografía, retrato del Ing. Rivera Cambas.—

Se tiraron sólo 500 ejemplares.

* 4.- PRIETO, GUILLERMO ( FIDEL).- VIAJES DE ORDEN SUPREMA

.” Prólogo de Dr. Lívingston Denegre-Vaught.—Notas y acotaciones

del Lic. Jorge Denegre-Vaught.

EN PRENSA. (Sólo falta la encuadernación).

Y, finalmente,

*5- PORTILLA, ANSELMO DE LA.- HISTORIA DE LA REVOLUCION CON-

TRA LA DICTADURA DEL GENERAL SANTA ANNA.—GOBIERNO DEL

GENERAL COMONFORT

Prólogo de Daniel Muñoz y Pérez.

EN PRENSA. (Sólo falta la encuadernación).

En los primeros tiempos se dedicó al comercio. Luego, dedicó íntegramente sus esfuerzos a las letras y a tareas con ellas conexas, lo que era su vocación verdadera. En 1844 publicó sus primeros poemas. Fundó El Español y El Eco de España, para fomentar la amistad entre España y México. Colaboró en el Diccionario universal de historia y geografía (1853-1856). Fundador, redactor y colaborador en El Católico, El Despertador Literario, El Espectador de México, entre otros periódicos y revistas, en los que publicó novelas, críticas, biografías, artículos bibliográficos, leyendas, síntesis biográficas.
En 1858, tras de una breve estancia en La Habana, en compañía de José Zorrilla y del editor español Cipriano de las Cagigas, dirigió El Diario de la Marina y quedó en proyecto el que pensaba fundar con sus amigos ya citados, por la muerte de uno de ellos, Cagigas; se trasladó a Nueva York y allí fundó El Occidente.
Regresó a México en 1862, a raíz de la intervención extranjera. Durante su estancia en el puerto de Veracruz, publicó El Eco de Europa, en cuyas columnas, siempre fiel a su idea de promover la amistad entre México y España, abogó por que las tropas españolas no participaran en la Intervención. “Regresando yo a México ?dice?, llegué a Veracruz cuando ya estaban cortadas las comunicaciones con el interior del país. Obligado a detenerme ahí por este motivo, me ocurrió establecer un periódico, con el objetivo de extirpar los temores que inspiraba la coalición europea, y de abogar por una solución pacífica; aunándose a ello la circunstancia de que viniendo el general Prim al frente de la expedición española, el pensamiento de los aliados no podía ser otro que el arreglar en paz las cuestiones de México”. Este empeño en evitar la intervención de España en los asuntos de México es otro de los testimonios que existen de su lucha en promover la concordia entre las dos naciones. Creía Anselmo de la Portilla que si Prim disparaba un cañonazo en Veracruz, si disparaba un fusil, si derramaba una gota, una sola gota de sangre mexicana, acababa para siempre el prestigio del nombre español, no sólo en México sino en toda la América. Estableció una de las más famosas publicaciones que han existido en México, La Iberia (1867-1876), en cuyo folletín aparecieron, entre otros títulos, La navidad en las montañas (1871), de Ignacio Manuel Altamirano y las Instrucciones que los virreyes de la Nueva España dejaron a sus sucesores (1873). “El señor Portilla -escribió Pedro Santacilia- es uno de los literatos españoles que mejor manejan y con más elegancia el habla de su nación, y sus obras pueden competir por el estilo con las más afamadas que se publican en la orilla misma del Manzanares. Como periodista, ninguno hay entre nosotros, que le saque ventaja”, agrega. Este juicio de Santacilia aumenta de mérito si se tiene en cuenta que pertenecían a partidos políticos contrarios: el primero era liberal y conservador el segundo. Publicó: Historia de la revolución de Méjico contra la dictadura de Santa Anna (1853-1855) (1856); Méjico en 1856 y 1857. Gobierno del general Comonfort (1858); Virginia Stewart, la cortesana. Historia de amor, vicio y sangre (Fragmento de unos apuntes de viaje a los Estados Unidos) (1864 y 1868); Cartilla de geografía para los niños (1865); España en México (1871). Y quedaron inéditas unas Cartas de viaje que dirigió al conde José Gómez de la Cortina.
Andrés Henestrosa

ANSELMO DE LA PORTILLA
Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua

Nació en Santander, España, el 3 de febrero de 1816; falleció en México, D.F., el 3 de marzo de 1879. Ingresó en la Academia el 28 de enero de 1878 como numerario; silla que ocupó: I (2º).

Anselmo de la Portilla nació en Sobremazas, provincia de Santander, España, el 3 de febrero de 1816. Murió en la ciudadde México el 3 de marzo de 1879.
Poeta, periodista, historiador, editor. Llegó a México en 1840.
En los primeros tiempos se dedicó al comercio. Luego, dedicó íntegramente sus esfuerzos a las letras y a tareas con ellas conexas, lo que era su vocación verdadera. En 1844 publicó sus primeros poemas. Fundó El Español y El Eco de España, para fomentar la amistad entre España y México. Colaboró en el Diccionario universal de historia y geografía (1853-1856). Fundador, redactor y colaborador en El Católico, El Despertador Literario, El Espectador de México, entre otros periódicos y revistas, en los que publicó novelas, críticas, biografías, artículos bibliográficos, leyendas, síntesis biográficas.
En 1858, tras de una breve estancia en La Habana, en compañía de José Zorrilla y del editor español Cipriano de las Cagigas, dirigió El Diario de la Marina y quedó en proyecto el que pensaba fundar con sus amigos ya citados, por la muerte de uno de ellos, Cagigas; se trasladó a Nueva York y allí fundó El Occidente.
Regresó a México en 1862, a raíz de la intervención extranjera. Durante su estancia en el puerto de Veracruz, publicó El Eco de Europa, en cuyas columnas, siempre fiel a su idea de promover la amistad entre México y España, abogó por que las tropas españolas no participaran en la Intervención. “Regresando yo a México ?dice?, llegué a Veracruz cuando ya estaban cortadas las comunicaciones con el interior del país. Obligado a detenerme ahí por este motivo, me ocurrió establecer un periódico, con el objetivo de extirpar los temores que inspiraba la coalición europea, y de abogar por una solución pacífica; aunándose a ello la circunstancia de que viniendo el general Prim al frente de la expedición española, el pensamiento de los aliados no podía ser otro que el arreglar en paz las cuestiones de México”. Este empeño en evitar la intervención de España en los asuntos de México es otro de los testimonios que existen de su lucha en promover la concordia entre las dos naciones. Creía Anselmo de la Portilla que si Prim disparaba un cañonazo en Veracruz, si disparaba un fusil, si derramaba una gota, una sola gota de sangre mexicana, acababa para siempre el prestigio del nombre español, no sólo en México sino en toda la América. Estableció una de las más famosas publicaciones que han existido en México, La Iberia (1867-1876), en cuyo folletín aparecieron, entre otros títulos, La navidad en las montañas (1871), de Ignacio Manuel Altamirano y las Instrucciones que los virreyes de la Nueva España dejaron a sus sucesores (1873). “El señor Portilla -escribió Pedro Santacilia- es uno de los literatos españoles que mejor manejan y con más elegancia el habla de su nación, y sus obras pueden competir por el estilo con las más afamadas que se publican en la orilla misma del Manzanares. Como periodista, ninguno hay entre nosotros, que le saque ventaja”, agrega. Este juicio de Santacilia aumenta de mérito si se tiene en cuenta que pertenecían a partidos políticos contrarios: el primero era liberal y conservador el segundo. Publicó: Historia de la revolución de Méjico contra la dictadura de Santa Anna (1853-1855) (1856); Méjico en 1856 y 1857. Gobierno del general Comonfort (1858); Virginia Stewart, la cortesana. Historia de amor, vicio y sangre (Fragmento de unos apuntes de viaje a los Estados Unidos) (1864 y 1868); Cartilla de geografía para los niños (1865); España en México (1871). Y quedaron inéditas unas Cartas de viaje que dirigió al conde José Gómez de la Cortina.
Andrés Henestrosa

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: