LA PIEDRA IVA HABLA ¿FUERTE?

C. DIRECTOR DE LA DIVISIÓN DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANIDADES, UAM X.:
Con copia a los interesados.

“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron
los cielos —enseñó don Quijote a su escudero—; con ella no pueden igualarse los
tesoros que encierra la tierra ni (los que) el mar encubre; por la libertad, así como
por la honra, se puede y debe aventurar la vida; y, por el contrario, el cautiverio es
el mayor mal que puede venir a los hombres”.
Ese don, de Don Quijote, es en efecto uno de los más preciosos de que podemos disponer los seres humanos.
En el mismo sentido, deploró Francesco Carnelutti en Las miserias del proceso:
“Desgraciadamente, la justicia humana está hecha de tal manera que no solamente se hace sufrir a los hombres porque los calumnian, difaman y humillan sino que se les tortura en la forma más cruel en un penoso proceso como éste en que me veo envuelto. De todos los males que se hacen sufrir al inculpado, ninguno tan grave y tan injusto como la pérdida de la dignidad de quienes fabrican “la inconformidad”. Grave porque, por decirlo con palabras de Miguel de Cervantes, “el cautiverio de su crédito es el mayor mal que puede venir a los hombres”; injusto porque se impone a una persona en esta institución casi siempre, falsamente.
En efecto, “la inconformidad” manifiesta en el deplorable escrito dirigido al Secretario Académico de la DCSH de la Unidad Xochimilco, es eso, fiel expresión : Hostil a lo establecido en el orden político, social, moral, estético, etc., según la Real Academia. Y, por supuesto a lo fundamentado, motivado y prescrito por nuestra institución para cumplir con sus objetivos de educar, difundir, investigar y coadyuvar al bienestar social en búsqueda permanente de la verdad, la convivencia pacífica y armónica, respetando la ley, propiciando siempre la libre discusión de las ideas.
En el caso, estamos frente a un acto de burda imposición, contrario a todos esos fines. El señor Joaquín Jiménez Mercado cometió reiteradamente flagrantes violaciones a las normas básicas tanto del Contrato Colectivo de Trabajo como de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma Metropolitana, en mi contra, porque se negó a proporcionarme carga de docencia durante cinco trimestres consecutivos. Una y otra vez se comprometía conmigo a darme el tallercito que pomposamente llama el Colegio “Curso de Apoyo de Lectura” o de “Escritura”, según el módulo de Comunicación Social. Esta violación es gravísima porque en mi calidad de Profesor Titular del Área Semiológica de la Carrera, tengo derecho a la impartición del módulo teórico de Periodismo. Sin embargo, es cierto que acepté esta tarea que estaba desempeñando. No obstante, este año, una vez más me tenía dicho coordinador fuera de la programación. Protesté ante el Director de la División, recién nombrado por el Consejo Divisional, y éste llamó la atención del Prof. Jiménez Mercado para que me diera el taller de escritura. El Coordinador J. J. Mercado ya había realizado “cambalaches” para que otro ocupara mi lugar en el curso de apoyo que había dado varios trimestres antes de su decisión de apartarme completamente de la docencia. Y con renuencia y disgusto, que no puede ocultar este muy decente docente, no tuvo más remedio que darme, al fin, el grupo, a regañadientes. Empero, no me dio el de escritura, al que habíamos convenido que sería el que habría de asignarme cada trimestre.
Ahora bien, su franca oposición a mi CUMPLIMIENTO laboral, no me movió a acudir a la Comisión Mixta de Conciliación y Resolución para resolver mi inconformidad por esa intromisión inexplicable del Prof. Jiménez que ha afectado enormemente el equilibrio entre docencia e investigación, en mi actuación laboral. Tal queja la recibiría, sin duda, incondicionalmente el SITUAM—al que estoy afiliado—y me proponen, asimismo, el apoyo del SPAUAM cuyos principales objetivos son: “
a) Representar, expresar y defender el interés colectivo de sus miembros académicos en los asuntos laborales que les afecten.
b) Propiciar, respaldar y defender la integridad y autonomía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), así como el ejercicio de las libertades de cátedra e investigación.”

Pues, precisamente, en ejercicio de ambas libertades, estaba en el proceso de enseñanza-aprendizaje hasta que intervino, una vez más, el Coordinador de la Carrera de Comunicación para impedirlo creando una situación intolerable en que mutatis mutandis –los cambos literalmente cambiaron– de un asunto que está suficientemente tratado por los alumnos mismos (en diversos comunicados por internet al profesor y viceversa):

En efecto, había surgido un problema bastante serio de la desaparición de un libro que es una joya bibliográfica, pues se trata de la primera edición de la obra La quijotita y su prima de Fernández de Lizardi, El Pensador Mexicano, que puse en manos del grupo para que observaran un impreso de 1819, profusamente ilustrado y que pudiesen distinguir la expresión tipográfica en formato de un octavo, con letra pequeña, y se percataran del tipo de lectura que se llevaba a cabo en la Colonia, entre otros objetivos.

Este librito me fue entregado hasta que se verificó la audiencia a la que me referí arriba por la alumna que semanas después del acto de retención del mismo, sin que hubiese más referencia —más bien—sobre el hecho de que se había olvidado comunicarse con su dueño para asegurarle su entrega en la siguiente clase. No se puede afirmar, como expresan en su carta los supuestos impugnadores de la conducta del docente, con precisión que yo lo hubiese olvidado, pues junto con el dichoso impreso, había proveído generosamente a los alumnos con otros libros que sí me retornaron al término de la clase y, siendo tantos, creí que todos me habían sido devueltos.

Así es que distorsionar un asunto que evité a toda costa que adquiriera el carácter de “falta” en nuestra Universidad, tergiversando los hechos al grado de mentir en el escrito presentado por ellos acusándome de que no me contuve “de acusar a los alumnos de robo” (sic) NO ES PRECISAMENTE LO QUE DEBEMOS ENSEÑAR EN LA UAM:

EN ESE ACTO HAY CLARAS EVIDENCIAS DE QUE DICHO ESCRITO ESTÁ TAN MANIPULADO COMO TODO ESTE ENREDO, creado presuntamente con la cooperación del coordinador.

1.- Ello porque resulta evidente que si de la primera persona de plural se pasa a la tercera, en el escrito de marras, quien habla está fuera del grupo y es el gesticulador, al estilo de Rodolfo Usigli, autor que acusa de hipócritas a los politiqueros que han llevado al país a la anarquía y a la devastación actual. Toco este tema porque según vimos y notó con viva extrañeza la señora Guadalupe Reyes, quien atestiguó la reunión del que suscribe este documento y las autoridades administrativas de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, el pasado 26 de octubre, a partir de las 10.30 horas hasta poco más de la una de la tarde.

2.- También, porque la alumna que se quedó con la obra de Lizardi, nunca hizo por sí misma comunicación alguna y, lo más conspicuo, no ha entregado ningún trabajo por internet dando lugar a pesquisas de alumnos, búsqueda y la natural inquietud de su sueño. Comunicarse por internet resulta vital procedimiento, necesario porque más allá del programa establecido, se les olvidó que ahora se lee en internet, se escribe en el espacio sideral y es en la web que hemos mantenido correspondencia para toda clase de explicaciones, dudas, aclaraciones y sugerencias que han mantenido la mayor parte de los alumnos con su docente. El envío de las tareas, asimismo, simplifica todo: desde el ahorro de papel, en aras de la ecología, hasta el tiempo para recibir sus evaluaciones que se confirman en clase, en tiempo real. Las indicaciones virtuales amplían el trabajo docente en beneficio de los alumnos, obviamente.

3.- Debo señalar que durante la reunión en la oficina del señor Director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Xochimilco, Maestro Jorge Alsina Valdés y Capote, a instancias suyas, se presentó la más plena evidencia de la presunta responsabilidad en que está incurriendo el Lic. Joaquín Jiménez Mercado, y que fue dar a ojos vistas de quienes estábamos en el recinto, las instrucciones a las alumnas que condujo a la reunión, por medio de gesticulaciones, movimiento asombroso de los ojos de norte a sur y de la mandíbula de izquierda a derecha y al revés, que ni el actor teatral, más distinguido, ni el histrión más conspicuo, que se expresa con afectación o exageración propia de un actor teatral o aquél personaje que en tiempos de Esquilo representaba disfrazado en la comedia o tragedia antigua, bueno, ni el más reconocido prestidigitador, acróbata o cualquier otra persona que divierte al público para comunicar el mensaje del autor, pueden igualar la forma en que Don Joaquín daba instrucciones a las tres alumnas que él mismo llamó y llevó de la manita al “coloquio” en que se discutieron las más trascendentes materias universitarias.
Una muchacha, casi hipnotizada, no miraba a su interlocutor, el profesor del módulo, sino que recibía órdenes de que de ninguna manera aceptaran la invitación a discutir cualquier punto importante externado en su carta, for instance, “que la coordinación esté consciente de la problemática, pues de antemano se sabe que los alumnos pueden salir evaluados incorrectamente”.
4.- Pues, aunque ese mismo día les devolví todas sus tareas evaluadas con 10 y congratulaciones—quizás con otro par de 9, nueves— todas corregidas (cuando necesario), y además, ya habían recibido el mismo resultado vía internet quienes confiaron en ese medio para entregarme sus trabajos, sin embargo, yo estaba en la mejor disposición de reunirme con los alumnos ese mismo día y llevar a cabo la tercera clase de las cuatro (porque desafortunadamente no pude llegar a la clase del miércoles 19, como les hice saber por medio de un telefonema a la secretaria del Director de la DCSH, quien a su vez avisó al Coordinador de que estaba justificando mi falta por problemas de tránsito en las calles de Cuernavaca, debido a un operativo militar y policiaco).

5.- Empero, las alumnas que asistieron a la fase final de la reunión con el Director, negaron rotundamente que el Sr. Jiménez les hubiese comunicado mi llamado justificando mi falta de asistencia. Esa omisión desató, precisamente, “dudas”, “más inconformidades” y hasta su viril resistencia a “resolver cuestiones personales del profesor, incluso se han dejado tareas y trabajos en clase de dicha problemática, lo que propicia que se generen dudas por parte de los alumnos (otra vez la tercera del plural) y estas (sic) no son aclaradas por el profesor”.

6.- Pues lo que habría aclarado en el diálogo que propuse es que ”no se hagan bolas”, no dejen que el coordinador haga olas, en el proceloso mar de tempestades en un vasito de agua, movidas por don Joaquín quien se pasó la reunión oponiéndose con toda su fuerza, manos, brazos, ojos, quijadas, lengua, movimientos corporales violentos y cabeza que giraba en todas direcciones con rapidez insólita – y por supuesto con vehementes discursos lingüísticos– para rechazar la propuesta de la reunión del grupo con el profesor MANUEL AUGUSTO WALTER LÍVINGSTON DENEGRE VAUGHT ALCOCER, Profesor Titular del Área Semiológica de la Carrera de Comunicación Social, reunión que serviría para limar asperezas y aclarar cualesquier vacilación del ánimo respecto a las creencias que les han transmitido para rechazarme. En dicha sesión se presentaría cualquier cuestión que se propone para ventilarla o resolverla. Aún si se tratara de dudas filosóficas, propondría que se suspendiera voluntaria y transitoriamente el juicio para dar espacio y tiempo al espíritu a fin de que coordine todas sus ideas y todos sus conocimientos. Desataríamos dudas, nada menos. ¿Por qué temer tal encuentro?

Trataríamos, Inclusive, los temas que denominaría infantiles, cualquier analista. Uno es el de aprobar con entusiasmo la idea de que la Universidad deje de ser torre de marfil para penetrar en los problemas nacionales de manera propositiva, abandonando el pupitre para ir al campo de la práctica, vinculándose con la sociedad intelectual que aspira a que tenga medios de investigación a su alcance, tales como las fuentes indispensables bibliográficas de que deben disponer en nuestras bibliotecas públicas, obligando al Estado a que las adquiera de particulares antes que estos los tengan que vender en el extranjero. Y tras entregar trabajos que merecieron alta calificación y fueron, en verdad, una contribución al objetivo enunciado, ahora—debido, sin duda, a esa clarísima intromisión– se quejen de verse obligados a hacer trabajos que incumben únicamente al profesor. Esta contradicción evidente se podría ventilar y serviría para apoyar racionalmente la explicación consabida y retomada por todo el grupo sobre la adquisición de bibliotecas importantes para la nación por contener obras rarísimas, fundamentales para comprender el devenir histórico de nuestra patria y, en fin, la colección de libros que deben estar en la Biblioteca Nacional y no encerrados en casa de un particular, para provecho de investigadores y estudiosos de nuestro pasado y que, además, fue la orden presidencial: adquirir no una sino veinte del mismo tipo para salvar ….bla,bla,bla! Todo lo que mis alumnos escribieron en tareas que hicieron con el fin no sólo de cumplir un requisito académico sino—como quiere la UAM—trabajos en el campo, en la sociedad, donde los aprendices uameros contribuyan a transformar el objeto de la realidad y a lograr beneficios sociales claros, definidos y necesarios.
Y, de una vez aclaro aquí, la tónica personal, señores, es el método que considero deben seguir los comunicadores: de lo personal a lo general, de experiencias vividas, sentidas en carne propia, a toda la comunidad, con un movimiento solidario y patriótico. Tan personal es este esfuerzo como el de todos los héroes que dieron su vida para lograr libertad, independencia y progreso. Creo que a ese método lo llaman inductivo-deductivo y que es el científico: se contrasta la prueba de laboratorio hasta llegar a la verdad monda y lironda.

Oponerse a este esfuerzo colectivo es contrario a toda la legislación universitaria. Citaré abajo los artículos, las cláusulas y la normatividad. Oponerse a mi reunión con los alumnos es transgredir el derecho que concede la Constitución, las garantías individuales y los derechos universales que proclaman al ser humano como libre de tales sujeciones medievales, oscurantistas.

Y, al final, resulta vergonzoso para mí, que vaya yo a denunciar estos actos transgresores de los principios básicos de la UNIVERSIDAD, DE LA UNIVERSALIDAD Y DE LA HUMANIDAD cometidos por un docente que trabaja en una división que ostenta el rubro de Humanidades y Ciencias SOCIALES- Mire: nada más antisocial que prohibir a rajatabla con gesticulaciones, mímica y proxémica y con verborrea que NO, NO, no, no debe reunirse nunca Lívingston con sus alumnos. Sobre todo, porque ese enemigo mortal es mi compañero de trabajo de tantos años como tiene de existencia nuestra alma mater, donde él comenzó como alumno y pudo haberlo sido mío y, sin duda, porque soy hombre de la tercera edad al que se le debe respeto y consideraciones principales.
Tal posición que denunciaré sí es congruente con los gritos destemplados que quedaron grabados en mi sistema telefónico:
–¡Ya ni vengas porque ya nombré a otro profesor para los alumnos!
Es decir, lo que los alumnos dicen vale. Pero, sobre todo, además, lo hago valer yo, Joaquín Jiménez. Nos valen los procedimientos correctos, que debemos hacer PREVALECER COMO PERSONAS CON DIGNIDAD Y HONORABILIDAD Y que decimos la verdad. Y TÚ Lívingston, no vales porque “faltaste a tres clases de cinco.” A SABER, FALTASTE EL DÍA DE LA RAZA, EL DÍA DE LA DISCUSIÓN GESTICULATORIA Y EL DÍA DE LOS MUERTOS. ‘Tas ídem: frío, calavera, calaca, fallecido… No tienes defensa alguna sobre las imputaciones que te hacen porque no son más que pretextos. Lo sabemos. Pero estorbas, vete ya. Únicamente, cuenta mi decisión, al estilo contraculta, régimen dictatorial , “tipo caciquil Consuelo Sáizar” , de que te vas, te vas y no hay réplica ni argumento capaz de cambiar mi inapelable determinación, resolución que se toma o se da en una cosa nada dudosa. Ya que al implementar tan radical medida, Su Alteza Serenìsima demuestra públicamente, ante un grupo de arrobados estudiantes su firmeza de carácter.¡Aguas!, por si acaso alguno osa romper con mi decisión sabia de Rota: Nadie derrota la Sentencia que da en Roma el tribunal de la Sacra Rota. Y aquí en Xochimilco, la del señor Joaquín Jiménez prevalece sobre las consideraciones de toda la División, pues él trae su División del Norte y obra como Pancho Villa. ¡Y déjese de zarandajas!

Los compañeros del SITUAM comentaron que” se pasa” usted, señor Joaquín Jiménez Mercado; que ha abusado del sistema de enseñanza-aprendizaje y no de la supuesta autoridad que debiera haber ejercido con relación “al supuesto robo del libro “ La Quijotita y su Prima”.

Falta leve, que se incluye en el capítulo IV del Reglamento de Alumnos donde el sujeto pasivo, miembro de la comunidad universitaria, quedó desamparado y si no fuera por la intrínseca honradez de la mayoría de los alumnos, no se hubiese resuelto entre los propios miembros del grupo, sin necesidad de iniciar el proceso establecido. Ese principio de legalidad fue y es inexistente para usted, señor Coordinador de la Carrera de Comunicación. Mis derechos consagrados en la Constitución, contenidos en los artículos 6, 7, 8 y 9, se refieren, nada menos, que a la libertad de manifestar las ideas, la libertad de imprenta, el derecho de petición y el de reunión, asociación y formación de academia.

En todo caso, el Consejo Divisional dirimiría si fue una falta “apoderarse sin consentimiento de bienes o documentos de los miembros de la comunidad universitaria”, además de dañar tal documento, libro vetusto que me fue entregado en una condición aún más deteriorada que la afectación del paso de los siglos. Y, reitero, manejé solito y sin apoyo suyo esta cuestión que fue zanjada hasta el momento de nuestra reunión el pasado miércoles.

Yo creo: La lección más inhumana que le ha dado a los muchachos del grupo del que aprendo y quiero seguirle dando mis mejores conocimientos, es—para que se registre en coloquios, conferencias y anales universitarios de todo el mundo—que, de manera figurada y onírica, podría parodiarse, acompañado quizás de su exuberante mímica, frases que acuño y pongo en labios de un ficticio administrador de una escuela de periodismo en un lugar donde no quiero acordarme, porque me da grima, pena y vergüenza:

DISCURSO ALENTANDO LA INSURGENCIA DE LA INTRANSiGENCIA

 –¿¿¡¡MAGNÍFICO!! ¡¡A TODO DAR!! Estupendo! ¡¡MÀS INTRANSIGENCIA, MÁS RECHAZO AL DIÁLOGO!! ¡NIÉGUENSE A SOSTENER CUALQUIER DISCUSIÓN, CIERREN OJOS, OÍDOS, BOCA Y PUÑOS CRISPADOS PARA CONTINUAR CON LA ENSEÑANZA DEL AVESTRUZ!! ¡¡ENTIERREN SU CABEZA EN LA ARENA, PERO PORFA NO VAYAN A LA ARENA DE LA POLÉMICA!! ¿¿DENLE UN PORTAZO EN LA NARIZ!! ¡¡YO, GIMENO GESTICULARÉ HASTA LA IGNOMINIA, PARA PASARLES EL MENSAJE SIN PALABRAS, CON TÉCNICA GESTUAL, NO VAYAN AL SALÓN DE CLASES Y SI VA EL POBRESOR ACOMPAÑADO POR EL SECRETARIO ACADÉMICO, SI OSA DIRIGIRSE AL AULA DONDE DEBIERON TENER SU CLASE CON AQUEL A QUIEN ACUSAN DE FALTAR, ASÍ, EN ESA MARAVILLOSA INCONGRUENCIA DE QUE QUIEREN CLASES Y A LAS QUE LES QUIERE DAR SE NIEGAN A ASISTIR, ASÍ DÉJENLA DESIERTA, VACÍA, YEAH!!, SÍ, OUI, DAD, YES Y REQUETEYES, VUELVAN A DECIRLO EN VOZ ALTA, CON ORGULLO UAM, “PREFIERO REPROBAR QUE VOLVER A REUNIRME CON EL” MEQUETREFE ÉSE QUE TUVO EL ATREVIMIENTO DE PEDIRNOS QUE QUIEN SE LLEVÓ EL LIBRO SE LO DEVOLVIERA, PORQUE AHORA RESULTA QUE EL LIBRO YA VA PARA LA VASCONCELOS, JUNTO CON LOS OTROS TOMOS!!!!¿¿YO LOS SALVÉ DE LA ESCLAVITUD DE COOPERAR PARA QUE ESOS LIBROS DE TODOS LOS SIGLOS DE LA IMPRENTA EN MÉXICO VAYAN A PARA A MANOS DE LOS AYUDANTES DE CALDERÓN!!

 ¡¡Y NO LO OLVIDEN, YO, LES HE SALVADO DE OMAR KHAYYAM, ESTÚPIDO ASTRÓNOMO, MATEMÁTICO, LOCO Y POETA QUE SE ENFRENTÓ A DIOS, LO INCREPÓ Y LO ACUSÓ DE DEJAR HACER, lasiser faire!, A LA HUMANIDAD cositas parecidas a LO QUE ESTÁ HACIENDO UNA VEINTENA DE JÓVENES EN FORMACIÓN: DARLE LA ESPALDA A QUIEN TUVO LA TONTERÍA DE LLEVARLES LIBROS, DE PONERLOS A DISERTAR SOBRE SUS PROPIAS BIBLIOTECAS Y DE LOS LIBROS QUE HABÍAN LEÍDO PORQUE INCONSECUENTE COMO ES ESE ANCIANO NONAGENARIO, QUIERE QUE AHORA LEAN EN INTERNET Y ESCRIBAN PARA LA RED Y LES PASE AHORA EL PROGRAMA LECTIVO DE LECTURA QUE ESTÁ EN INTERNET PORQUE EN LAS OFICINAS DE LA COORDINACIÓN YA NO PUBLICAMOS, NI DAMOS, NI PROPORCIONAMOS INFORMACIÓN NI A ALUMNOS NI MAESTROS, Y SI ESTÁ ALLÌ NI SÉ PARA QUÉ AHORA LES DIGO QUE BUSQUEN investigando en la inextricable red de redes, EL PROGRAMA, LA FORMA DE EVALUACIÓN Y TODO LO QUE LES DEBIÓ DECIR EL VIEJO!!!…..
http://dcsh.xoc.uam.mx/comunicacion/index.html
 AH!!! y un punto más; por favor, queridos compañeros alumnos, no se vayan a atrever a leer el libro que les recomendó de Vargas Llosa, que no me explico cómo recibió el Nobel pues en ese pestilente librajo hay todo un capítulo dedicado a “LAS MALAS PALABRAS”, en las que excele su viejo profesor!!!

 PARA TERMINAR, LOS ESTOY SALVANDO DE QUE LES PONGA A LEER SU TRÌPTICO ERÓTICO Y SUS OTRAS PORQUERÌAS, AUNQUE A LO MEJOR SE QUEDABA CON LAS GANAS PORQUE YO LE PEDÌ EL YO, LÌVINGSTON Y ME SALIÓ CON QUE ESTABA TOTALMENTE AGOTADO Y, BUENO, PUES QUÉ BUENO!!!! Dicen que en esa obra habló del fin del libro y de las bibliotecas….háganme el favor!! Si lo dijo en 1970, ¡cómo es que ahora, 41 años después, este espécimen mcluhaniano, pretende hablarles de libros, bibliotecas y otras zarandajas?
 ¡¡¡¡ADELANTE MI QUERIDO BATALLÓN DE LA INSURGENCIA DE INTRANSIGENCIA!!!!

Nota bene:
Por supuesto nada de eso dijo jamás el Prof. Joaquín Jiménez, AUGUSTO Coordinador de la Carrera de Comunicación, excepto lo que consigno en letras más chiquitas Y MÁS ATRáS DE ESTE DISCURSILLO. Y, disculpen que en un módulo eminentemente literario utilice estilo tan chocarrero Y RAMPLÓN para hacer notar las anomalías y muy claras irregularidades sobre las responsabilidades del titular de ese órgano personal que es la Coordinación de una Licenciatura que debe propiciar, esencialmente, el DEBATE, LIBRE DISCUSIÓN DE LAS IDEAS.

Me comprometo a seguir el curso como está aquí establecido, tras los temas introductorios que presenté cumpliendo con mi libertad de cátedra.
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA

LICENCIATURA EN COMUNICACIÓN SOCIAL

MÓDULO V

Ideología, Poder y Estrategias Discursivas – Fotografía
Curso de apoyo – Lectura

INVIERNO 2002 UEA: 323002

MÓDULO V
Ideología, Poder y Estrategias Discursivas – Fotografía

CURSO DE APOYO – LECTURA

INTRODUCCIÓN

La lectura forma parte esencial de la escritura; es un proceso indispensable para la misma. La lectura en la formación universitaria es el instrumento básico sobre el que se funda el proceso de enseñanza-aprendizaje. Los alumnos se enfrentan a una serie de textos de diversa magnitud, complejidad y estructura durante su formación. Leer no es la descodificación, ni la reproducción literaria de un texto, es fundamentalmente, un proceso de interpretación por parte del lector que lo lleva a la reflexión, el análisis y la construcción del pensamiento.
El proceso de enseñanza-aprendizaje, basado en las habilidades de lectura y escritura, constituye el punto de partida para el desarrollo del conjunto de conocimientos y habilidades de carácter teórico práctico necesarios para la formación profesional en la licenciatura en Comunicación Social. La comprensión y manejo de los lenguajes para el diseño, producción, evaluación y análisis de diferentes productos comunicativos, tiene en las habilidades de lecto-escritura la clave para el desarrollo de los procesos de comunicación.
Por lo anterior, el Curso de Apoyo de Lectura que se imparte en el módulo de Ideología, Poder y Estrategias Discursivas-Producción Audiovisual. Fotografía, pretende ser un espacio que estimule las habilidades de lectura y escritura como herramientas básicas para el proceso de construcción del conocimiento y de la producción y análisis de mensajes en distintos soportes materiales.
OBJETIVOS GENERALES

El Taller de Lectura tiene los siguientes objetivos:
Constituirse en un espacio para el desarrollo de las habilidades de lectura como herramienta para el acceso al proceso de construcción del conocimiento en la formación universitaria;
Identificar los rasgos fundamentales de la práctica de la lectura;
Conocer elementos y estrategias para el desarrollo de la lectura a partir del análisis de distintos textos;
Reconocer en la lectura una herramienta indispensable para la escritura.
TEMAS

TEMA 1. LA LECTURA COMO PROCESO DEL CONOCIMIENTO.

Objetivos de aprendizaje:

Que el alumno reflexione sobre el proceso de la lectura como parte substancial de la escritura y acceda a las herramientas fundamentales para comprender la lectura como un proceso de conocimiento, así como a los diferentes productos discursivos.
Contenido:
El proceso de lectura y de escritura.
Identificación de diferentes productos y estilos a través de los cuales se transmite el conocimiento.
Problemática del desarrollo de las habilidades de lectura.
Los distintos niveles de lectura.

Actividades
Realizar lecturas sobre distintos acercamientos a la problemática de la lectura.

TEMA 2. LECTURA DE INSPECCIÓN O SELECTIVA

Objetivos
Que el alumno identifique en un primer acercamiento distintos tipos de texto y los elementos que lo componen.
Contenido
Identificar distintos tipos de textos.
Detallar los elementos que componen un texto.

Actividades:
Realizar lecturas de textos sencillos para identificar su estructura y complejidad
Utilizar el título, los subtítulos, el índice, el índice temático y la bibliografía como elementos que orientan la lectura y ofrecen un panorama del tema general y de los subtemas del texto.
Subrayar y hacer anotaciones que resultan de utilidad en la selección de los tópicos de la lectura.
Describir a partir de distintos tipos de textos (periódicos, revistas, libros) el tipo de oraciones, el léxico utilizado, la cantidad de relato y descripción, la estructura del escrito, el uso de la bibliografía, las notas a pie de página, etcétera.

TEMA 3. LECTURA CRÍTICA O ARGUMENTADA
Objetivos
Que el alumno distinga un texto a partir de la evaluación de su confiabilidad y de su argumento.

Contenido:
Identificación y evaluación de la fuente.
Identificación de tipo de lenguaje.
Identificación de la forma de presentar la información.
Identificación del tema.
Identificación de un argumento: hipótesis central, enunciados de apoyo, conclusiones.
Selección del contenido de la lectura.

Actividades

Delimitar el tema o idea general y los subtemas abordados en las lecturas, así como los objetivos que plantea un texto.
Reconocer a partir de distintos tipos de textos los conceptos utilizados, los argumentos en que se basa el autor, el tipo de argumentos utilizados, las conclusiones a las que se llega, a quién y cómo se cita, las fuentes, etcétera.
TEMA 4. LECTURA DE COMPRENSIÓN
Objetivo
Que el alumno distinga un texto a partir del reconocimiento de sus patrones de organización.
Que el alumno desarrolle la capacidad para asimilar conceptos y exponerlos en sus propios trabajos, sin transcribir fragmentos del texto base, utilizando palabras propias.
Contenido
Ideas claves.
Patrones de organización, composición y estructura de los textos.

Actividades
Desfragmentación de escritos y asimilación de los conceptos expuestos en los textos.
Identificar los puntos relevantes en un texto sin utilizar las palabras del autor
Realizar mapas conceptuales.
Utilizar la reformulación como puente entre la lectura y la escritura y como herramienta indispensable para la elaboración de resúmenes y síntesis.
Elaborar resúmenes con las ideas relevantes utilizando enunciados cortos y sintéticos.
Relacionar lo nuevo con lo conocido, así como lo nuevo con otras fuentes y lo leído con los propósitos de la lectura.
TEMA 5. LECTURA DEL TEXTO LITERARIO
Objetivos
Que el alumno reconozca en el texto literario una fuente de información y análisis, así como una herramienta para la escritura.
Contenido:
La narración.
La descripción y el relato.
Narrador y personajes.
La cronología (prolepsis y analepsis).
El cuento y la novela.

Actividades:
Señalar dónde se sitúa el autor respecto de su texto, sus aportaciones al escrito como idea(s) central(es).
Realizar ejercicios de comparación de textos para identificar las características y similitudes de los mismos.

Criterios de evaluación

El curso de apoyo de Lectura tiene un valor del 10% de la evaluación global del módulo. La evaluación se integrará considerando la participación y la realización de los ejercicios de lectura y escritura señalados a lo largo del taller. Dada la naturaleza de las actividades del Taller, la asistencia y participación son actividades indispensables y equivalen al 50% de la calificación final, los trabajos entregados en tiempo y forma equivalen al otro 50%.

Bibliografía

Adler, Mortimer J. y Van Doren C. Cómo leer un libro. Ed. Debate. México, 2000.
Argudin, Y. Y Luna, M. Aprendiendo a pensar leyendo bien. Ed. UIA. Plaza y Valdés. México, 1995.
Barthes, Roland. El placer del texto. Ed. Siglo XXI. México.
Beristáin, Elena. Diccionario de Retórica y Poética. Ed. Porrúa. México, 1998.
Castro, Rodolfo. La intuición de leer, la intención de narrar. Ed. Paidós. México, 2002
Caballo, G., Chartier, R. Historia de la lectura en el mundo occidental. Ed. Taurus. España. 1998. pp. 519-549.
Gardner, Howard. De la educación de la mente y el conocimiento de las disciplinas. Ed. Paidós. Barcelona, 2000.
Garrido, Felipe. “Estudio versus lectura” En Lecturas sobre lecturas/3. Ed. CONACULTA. México, 2002. pp. 39-61.
Kabalen, Donna y Desanchez, Margarita A. La lectura analítico – crítica: un enfoque cognoscitivo aplicado al análisis de la información. Ed. Trillas. México, 2002.
Kohan, Silvia. Disfrutar de la lectura. Ed. Plaza y Janés. España, 1999.
Lavin, Mónica. Leo, luego escribo. Ed. Lectorum. México, 1991.
Licea de Arenas, Judith. Las fuentes de información. Serie Folletos No. 1. Ed. UAM- X. México,1996.
Puente Docampo, Xavier. “Leer, ¿para qué?” En Lecturas sobre lecturas/2. Ed. CONACULTA. México, 2002. pp. 43-67.

Atenta y respetuosamente,
MANUEL AUGUSTO WALTER LÍVINGSTON DENEGRE VAUGHT ALCOCER,
Profesor Titular del Área Semiológica de la Carrera de Comunicación Social
En la PC que estoy utilizando aquí en el DF no encontré mi firma electrónica y en cambio hallé, para mi sorpresa, esrte único trabajo que he evaluado a la alumna que me regresó graciosa y amablemente el “dichoso” libro de Fernández de Lizardi por lo cual le di las más rendidas gracias.
Va de firma con agradecimiento por su paciencia y consideración esta foto de cuando tenía la edad de los alumnos del grupo SE03c y tocaba melodías más agradables que este violín desafinado y viejo.

l.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: