EL CONVIDADO DE PIEDRA

From: lapiedravivahabla
Sent: Tuesday, August 30, 2011 2:41 PM
To: e7773855925@prodigy.net.mx
 [New post] 487

487
lapiedravivahabla | From: MANUEL AUGUSTO WALTER LÍVINGSTON DENEGRE VAUGHT

Subject: Re: Información folio 22257162-57

El 31 de agosto de 2011 00:20, MANUEL AUGUSTO WALTER LÍVINGSTON DENEGRE VAUGHT escribió:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ENVIÉ UNA INVITACIÓN AL PRESIDENTE PARA VISITAR LAS BIBLIOTECAS DENEGRE VAUGHT QUE HEMOS TRATADO CON USTEDES.

HASTA LA FECHA NADIE EN LA PRESIDENCIA HA DICHO ESTA BOCA ES MÍA Y CON ELLA CONFIRMO, RECHAZO O POSPONGO HASTA NUEVA FECHA. PERO, AQUÍ LA RED SIRVE PARA MUY POCO, LOS FILTROS PARA NULIFICAR EL MENSAJE Y LA VOLUNTAD FÉRREA DE QUE NUNCA HAYA TRANSPARENCIA SINO MEROS SIMULACROS. NO EXISTE EL FAIR PLAY NI EL RESPOND S’IL VOUS PLAIT. R.S.V.P.  Responda por favor!! Cuando vea estas iniciales en una invitación tenga la amabilidad de responder.

Dentro de las 48 horas después de recibir una invitación ésta debe ser contestada con un sí o por un no. Todos tenemos el derecho de rechazar una invitación si no deseamos ir o si nuestra agenda esta saturada para esa fecha, pero debemos contestar inmediatamente, agradecer la invitación y excusarnos diciendo que tenemos otro compromiso.La gentes u organizadores dependen de la exactitud de dicha información para desarrollar con éxito los tópicos mencionados.Por lo tanto, cuando una invitación tiene impresa las iniciales R. S. V. P. o su equivalente en castellano: Se ruega contestar, no sea indiferente, estas no fueron colocadas por snobismo, existen importantes razones de índole organizativa para hacerlo.Y no le hace que se trate del presidente de la República. Con mayor razón debiera responder tal como lo hacen en la Casa Blanca el presidente o el vicepresidente. Vea:
Thank you for your message. On behalf of Vice President Biden, we
appreciate hearing from you. The President has promised the
most transparent administration in history, and we are committed
to listening to and responding to you….Sincerely, your friend Biden.

Todavía espero alguna respuesta. Este ciudadano ha sido pintado muchas veces, pero ahora y aquí NO ESTOY PINTADO.

En seguida, debo manifestar que a la primera de nuestra expresión de interés a la propia invitación del señor Presidente Calderón, recibimos inmediata respuesta y se canalizaron prontamente las negociaciones. Tras nuestra petición de compraventa hubo un ACTO SEGUIDO: USTEDES TUVIERON A BIEN ENVIAR A UN ALTO REPRESENTANTE, el Lic. Fernando Serrano Migallón QUIEN OSTENTA EL TÍTULO DE SECRETARIO DE ARTE Y CULTURA (o viceversa). Llegó, vio hacia la Virgen de Guadalupe de Cabrera que está en la sala principal encima de miles de libros de rareza inusitada, enormes folios y demás y exclamó: –¿Cuánto quieren?

No había visitado la Biblioteca de Xochicalco ni la de Chicago ni había revisado libro alguno de los cinetos que le rodeaban y estaban a su disposición. Así de rápido, disparó. Ya ni Pancho López o Pancho Villa.

A los pocos días recibimos otra visita proveniente de la Biblioteca de la CONACULTA.

ENTIENDO QUE LLEGÓ CON AMPLIAS FACULTADES DELEGADAS POR EL DIRECTOR DE BIBLIOTECAS DE CONACULTA. SR. LIC. FERNANDO ÁLVAREZ DEL CASTILLO A.

TUVO A BIEN ESTE SEÑOR INVITARNOS A VISITAR LA BIBLIOTECA JOSÉ VASCONCELOS DE LA CIUDADELA, NO LA QUE ESTÁ EN DONDE UNA VEZ ESTUVIERON LAS OFICINAS DEL PRI TRAS SER TERMINAL DE LOS FERROCARRILES (BUENAVISTA).

EN LA CIUDADELA SE NOS SEÑALÓ UN AMPLIO SITIO y se nos dijo QUE SEGURAMENTE SE PONDRÍA allí muy pronto LA BIBLIOTECA DE NUESTRO PADRE, JORGE DENEGRE VAUGHT PEÑA, YA QUE ESTABAN CONVENCIDOS DE QUE ERA LA MEJOR COLECCIÓN DE LIBROS SOBRE LA HISTORIA DE MÉXICO QUE EXISTÍA ACTUALMENTE.

ESTE prosopopéyico SEÑOR, ASIMISMO, SUGIRIÓ QUE SOLICITÁRAMOS EL PERTIAJE DE LA SEÑORA AMALIA PORRÚA, POR SER UNA PERSONA QUE YA HABÍA REALIZADO PERITAJES DE OTRAS BIBLIOTECAS CON CUYO PRECIO ESTUVIERON USTEDES CONFORMES Y LUEGO LAS COMPRARON.

ESO HICIMOS Y TRAS HABER CONCLUIDO SU TRABAJO QUE DURÓ DOS SEMANAS, DE ARDUOS LISTADOS DE OBRAS QUE HALLÓ RECORRIENDO ANAQUELES, LIBREROS Y EDIFICIOS, DE LA BIBLIOTECA ÚNICA DE JORGE DENEGRE VAUGHT, LA SEÑORA AMALIA PORRÚA RINDIÓ SU DICTAMEN.

ENVIARON USTEDES, OTRA VEZ, A OTRO ACOMEDIDO Y AMABLE SERVIDOR PÚBLICO DE DICHA BIBLIOTECA JOSÉ VASCONCELOS–LA DE LA CIUDADELA– PARA QUE RECOGIERA EL DICTAMEN Y OTROS DOCUMENTOS QUE ANEXAMOS PARA UN COMITÉ INSTALADO ESPECÍFICAMENTE PARA LA COMPRA DE BIBLIOTECAS PARTICULARES.

Éste comité no se llegó a reunir en la fecha concertada y asistieron sólo unos pocos miembros que declinaron la compra-venta en virtd– se nos dijo– que el precio que puso la Porrúa era el triple de la que costaba una sola.

–“Si usted puede comprar una con 50 mil y todavía le sobra dinero del presupuesto, ¿compraría otra que vale el triple en vez de adquirir las otras tres de un jalón?”, fue el argumento utilizado por Fernando Serrano Migallón.

De suerte que pensé estúpidamente que en vez de adquirir libros raros, importantes para la historia de México están adquiriendo al tres por uno, bisutería bijouterie de escritores que adquirieron libros que no son raros ni fundamentales para el estudio de la historia de México y que ni siquiera tienen que ver con el país pues tratan de ejemplares pertenecientes a literaturas, alemanas, inglesas, francesas, en fin, extranjeras y que poco tienen que hacer en una biblioteca que debía tener las obras más trascendentes de la bibliografía nacional. Pero ese miserable y provinciano, –estrecho, diría ÁLVAREZ– pensamiento nacionalista felizmente no es compartido por una dirección contracultísima de un organismo que aglutina todas las tendencias de las letras universales.

Por eso pedí al presidente CALDERÓN que INSTRUYERA, PUES, A QUIENES DEBEN CUMPLIR CON SU MANDATO PARA QUE SE ADQUIRIERA CUANTO ANTES LAS BIBLIOTECAS DE ILUSTRES MEXICANOS que perdonaran nuestro trasnochado secularismo y a pesar de nuestra imperdonable miopía NOS TRATARAN con benevolencia pues no éramos más que tres viejitos que antes de morir deseábamos a toda costa LIBERARNOS DE CUIDAR poco más de 260 MIL LIBROS Y DOCUMENTOS ESENCIALES PARA EL PAÍS QUE DEBEN ESTAR EN LA “JOSÉ VASCONCELOS CALDERÓN o en cualquier otra superbiblioteca

y que se abstuvieran de desechar la mínima personalidad del tal Yo, Lívingston, el hijo incómodo, y en vez de ello, olvidando al pedante escritorcete, tomaran en cuenta la no menos egregia personalidad del coleccionista original don JORGE DENEGRE VAUGHT PEÑA, quien no tiene la culpa del estilo de su prole y cuya FIGURA era sí muy pertinenete para los alcances del proyecto CONACULTA para BIBLIOTECAS PERSONALES DEL SIGLO XX, tal cual la describió el ilustre académico de la lengua, académico de la Historia Nacional y enciclopedista, JOSÉ ROGELIO ÁLVAREZ:

“Entre muchas de sus obras, hay textos consagrados a Campeche: textos que tratan del Estado, de la ciudad capital, los municipios, los personajes y las peculiaridades correspondientes, de modo que en conjunto constituyen lo que podría denominarse una Suma Campechana. De sus otras aportaciones a la cultura nacional, todas meritísimas, se da cuenta en la nota onomástica dedicada a él en la propia obra, LA ENCICLOPEDIA DE MÉXICO, TOMOS II y III. JORGE DENEGRE VAUGHT PEÑA.

“Hombre de letras leídas y escritas con asiduidad, explorador de archivos, descubridor de documentos y aún entrevistador, don Jorge practica todos los métodos para hacer historia. Pero a diferencia de la mayoría de los investigadores, adscritos por lo común a instituciones, universidades, bibliotecas o archivos, o sostenidos por becas o favorecidos ocasionalmente por las autoridades, don Jorge es un hombre independiente, cuya actividad económica, centrada en el comercio de bienes culturales, le ha permitido solventar el ejercicio de su vocación. Se distingue de un comerciante común en que aplica el beneficio de sus operaciones a enriquecer su acervo bibliográfico, a subsidiar sus preferencias académicas y a editar textos raros o agotados. No es tampoco un librero convencional, pues a la par que presta el servicio de conseguir títulos fuera del mercado, ofrece amplia información adicional, orienta al estudioso y lo introduce al erudito mundo de los pormenores editoriales. Es ciertamente un apasionado coleccionista de libros valiosos, pero en contraste con el afán de adquirir y poseer riquezas para la satisfacción personal y el envanecimiento, es generoso y magnánimo. A menudo llega al extremo de prestar libros, riesgo que él asume sólo cuando está persuadido de la integridad del favorecido. Aún así, no son pocas las veces en que alguno de sus ejemplares ha cambiado de domicilio, aprovechándose quien abusa de la proclividad de don Jorge a tolerar, bondadoso como es, el apetito libresco de otro.

“Mi admiración por don Jorge se funda en su condición de hombre independiente, empresario con espíritu cultural, escritor, editor, librero alerta a resolver toda emergencia bibliográfica, practicante de un desinteresado magisterio informal y, por añadidura, compañero ideal de copa y mesa. sólo comparable a la línea lateral de los peces o a las varas con que los gambusinos detectan los tesoros ocultos, es la que guía a don Jorge para moverse con fluidez en medio de ese mar de papel impreso que ha inundado su casa de las calles de Oklahoma.(Ver fotos de la biblioteca personalísima de don Jorge, en las calles de Chic ago, cerca del domicilio citado poor don José Rogelio Álvarez.) En las gradas de acceso que parten del vestíbulo, atestadas de libros, apenas hay sitio para poner el pie; una de las hojas de la puerta está cancelada por que la obstruye los volúmenes apilados de piso a techo;se camina por trincheras abiertas entre rimeros de tomos; se asciende por una escalera colmada de paquetes y folletería, y luego se va penetrando a estancias donde brillan las obras más insignes, en ediciones príncipe, colocadas unas sobre otras, o en estanterías repletas. En los recodos de esta singular biblioteca, donde coexisten en aparente desorden todas las materias y todos los autores, aparecen de pronto, como islas secretas, apenas emergentes, los varios escritores en que don Jorge amontona expedientes, papeles sueltos, infolios, mapas, tarjetas, notas, unas máquinas de escribir, ceniceros rebosantes y algún teléfono, o sea, el herramental de su empeñoso trabajo. De qué manera se orienta en esa selva de especies culturales, cómo colecta siempre el ejemplar qué desea y de que artes se vale para no desviarse ni distraerse en ese laberinto poblado de voces tentadoras, son preguntas para mí sin respuesta, a menos que sean los espíritus de los escritores, o las musas, quienes lo llevan de la mano hasta las páginas donde vibra su presencia.

“Una cualidad, o destreza, o habilidad más, mezcla de memoria y de intuición, acción y efecto de un misterioso sexto sentido
Nada más merecido que este homenaje a don Jorge, de quien todos los aquí reunidos somos amigos, admiradores y ciertamente discípulos, en la medida que hemos recibido de él, aparte afecto, distinciones y favores, enseñanzas constantes.”

JORGE DENEGRE VAUGHT PEÑA, por
JOSÉ ROGELIO ÁLVAREZ.

CHURUBUSCO”.

Y de otro modo juzgaron a don Jorge,. EXIGENTES personajes de la talla de Fernando Benitez, Guillermo Tovar y de Teresa, Antonio Pompa y Pompa, Yolanda Mercader, José Emilio Pacheco, Juan de la Cabada, Tola de Habich y una verdadera multitud de ilustres pensadores cuya lista distraería el objeto de esta petición.Pero tales juicios fueron en todo caso laudatorios. No creo que ninguno empleara los términos que usa a cada rato doña Consuelo: figura, actor, histrión de gestos y muecas y poses con la manita en la sien, como en hondas cavilaciones. No, ninguno se refirió a Denegre como figurón. Más bien como a una Persona que destacó en determinadas actividades eminentemente intelectuales, eso sí..A trabajos pertenecientes o relativos al entendimiento.Quehacer espiritual, incorporal. Sin embargo, a diferencia de los divos, don Jorge supo empujar un carrito lleno de libros por las calles del primer cuadro de la capital para llegar a un puesto de libros. Supo echarse una caja de libros al hombro y llegar al Nacional Monte de Piedad para empeñarlos, sólo por un corto tiempo. Hubiera gustado estar dedicado preferentemente al cultivo de las ciencias y las letras, pero tenía que trabajar físicamente para allegarse los medios para vivir bien con su familia y comprar los libros que adoraba, para su biblioteca.

Algunos de estos importantes intelectuales forman parte de un comité para la adquisición de bibliotecas al que se refiere el Lic. Álvarez del Castillo. Por lo tanto, es muy de dudarse que quienes siempre lo elogiaron como historiador, bibliógrafo, editor, librero y polígrafo y, esencialmente, al estilo de Benjamín Franklin, en el perenne ejercicio de las acciones del Hombre de Bien, hayan dado su voto en contra de la adquisición de su valiosa biblioteca.

Por ende, y toda vez que lo que afirmo es tan incuestionable como las pruebas documentales irrefutables, ES IMPERATIVO QUE SE NOS HAGA LLEGAR EL DICTAMEN AL QUE SE REFIERE el Sr. Lic. Fernando Álvarez del Castillo, de suerte que allí se transparente quiénes votaron en contra y, si acaso, quiénes a favor (¿o los señores consejeros están allí para recibir órdenes y plegarse chita callando a ellas?) y se ponga con toda claridad nombres y voto razonado. De no ser así, semejante “opinión”–que según Álvarez fue única, colegiada, unánime y tan exigente que le restan al inmortal JORGE DENEGRE todo rasgo de intelectual, y que al decir del mismo señor, ni obra tuvo Denegre, ni ésta estuvo jamás ligada a los mexicanos, y, finalmente, careció de importancia suficiente para honrarlo en la Biblioteca que lleva por nombre el de otro escritor que en la tierra natal de don Jorge, Campeche, descubrió su vocación libresca, adentro de la Biblioteca del Instituto Campechano, a la que llegaba diariamente, como a un templo, en que invocaba los próceres de la cultura universal que le fueron develando sus aportaciones; Instituto y maestros que también acogieron a Denegre tres lustros después…

Las relaciones de Jorge Denegre y José Vasconcelos, fueron muchas y heterogéneas, vinculadas al azar, a casos fortuitos y predestinados.

Años después, for instance, el Maestro dio un prólogo a una de las obras publicadas por don Jorge en su Editorial Academia Literaria salvando del desprestigio que intentaban imponerle patrioteros y cancelando el timbre de traidor al luchador social de recia envergadura RICARDO FLORES MAGÓN, por su patriótica actitud en Baja California– proemio reivindicador publicado en esa colección que rememora la Academia Libertaria de los Insurgentes, la de nuestro Padre liberador, Miguel Hidalgo.

Otra coincidencial casual, recae bajo el manto protector del Hombre Grande la Cultura Nacional, pues en el edificio de Educación Pública desde donde revolucionó al país, llega CASI 15 AÑOS DESPUÉS, JORGE, PROVENIENTE DE CAMPECHE, Y en el patio central de la Secretaría, Denegre comenzó su carrera de librero, poniendo un puestecito con permiso del señor Gual Vidal.

Denegre se hace amigo de todos los intelectuales de la época y les vende los libros que ya había leído, haciendo un resumen de su contenido y relaciona el texto con otros para lograr la compra concatenada del cliente que pudiera ser Rulfo, Avilés o Castellanos Quinto.

En fin, ahora hay la posibilidad de que los libros de Jorge enriquezcan la biblioteca consagrada al Maestro de América que comenzó su vida de alumno, discípulo y amante tierno del conocimiento en la tierra de Jorge Denegre, bajo los auspicios de los profesores campechanos cuya calidad, inteligencia y conocimientos—tal como declaró en el Ulises Criollo– eran muy superiores a todos los maestros que había conocido antes en Piedras Negras o Toluca!!!

Nada decir, para añadir que al final de su vida, Jorge Denegre tuvo por dilectos y mejores amigos a los vasconcelistas, los autores de libros llenos de fervor partidario pero de sabiduría que empieza con los primeros desengaños políticos: jóvenes puros, honestos y llenos de ilusiones e ideales que se confrontaron con el partido monstruoso que se consolidaría como PRI, emergiendo de las luchas fragorosas de la Revolución de 1910 y la Guerra Cristera de 1928.

Los vasconcelistas no fracasaron porque primero escribieron sus desventuras en Las Palabras Perdidas, Germán del Campo y otras obras que reseñaron el fraude electoral monumental del 1929 y, luego, se adaptaron al nuevo orden y pudieron crear un mundo maravilloso en el arte: música y letras, pintura, escultura y en la naciente cinematografía. También como teóricos del Derecho en las instituciones jurídicas. De ellos se hizo amigo entrañable Jorge Denegre: de los Magdalenos,Azuelas, Bustillos Oro, y otros con lo que se reunía los viernes de cada semana.

Allí Jorge Denegre tuvo la oportunidad de salvar la Biblioteca Personal de Maestro de América, pues el yerno de Vasconcelos, Herminio Ahumada, asistente, por supuesto, a LAS REUNIONES VENÉREAS, le vendió la biblioteca que heredó la hija del Maestro.

Por eso, nada más adecuado que esos libros firmados, autografiados y que están en nuestros ana queles lleguen ahora a la Biblioteca Vasconcelos.

Por cierto, y como colofón, a esas reuniones de Viernes llegó a ir Enrique Krauze, que entonces preparaba su libro sobre La Cruzada de Vasconcelos y quien es, me dicen, uno de los miembros de ese directorio de notables que deciden qué compra el Estado para bien de los mexicanos.

En fin, le ruego haga llegar esta respuesta a la señora Consuelo Saizar que hasta ahora no ha tenido la gentileza de aparecer en estas negociaciones y que, francamentre, nos ha tratado de ignorar, cosa que resulta no sólo paradójica sino de plano muy poco atenta, tratándose de una servidora pública cuyas funciones cesarán antes de que nuestras vidas lleguen a su fin, muy probablemente. No de otra manera su Alteza Serenísima perdió los estribos ante un insolente Guillermo Prieto que nunca admitió autoritarismos, discriminaciones y arrogancias rayanas en petulancias plebeyas.

Y lo irónico radica en que los colaboradores de la Sra. Consuelo Saizar son atentos servidores que atienden las atentas cartas de ciudadanos que atentan contra la muy atendible condición de jerarcas culturales y que aunque suena cacofónico, reiterativo y redundante no deja de ser cierto que esta contestación es ejemplo de tal impertinencia, ¿no?

Y menciono a Prieto porque solicité de CONACULTA la publicación de un prólogo que dediqué a una obra ya tirada por Academia Literaria, obra importantísima de Don Simplicio, el de los San Lunes, el cronista por antonomasia, poeta y prócer de la Reforma, Guillermo Prieto y Pradilla y que sí publicará mi Universidad Autónoma Metropoplitana: Viajes de Orden Suprema.

Para decirlo, al fin, de una vez: va a quedar registrado en la historia bibliográfica nacional el modo en que se pretendió ofender la condición libérrima de un intelectual que nunca estuvo sujeto a los estrechos límites de la burocracia mejor expresada en sus ditirámbicos títulos de la secretaria, de la secretaria, de la secretaria, de la secretaria, coordinadora de secretarias privadas, ejecutivas y telefónicas de la red, de la mínima atención a una ciudadanía tan ANÓNIMA COMO LOS DICTAMINADORES para la compra de bibliotecas de egregios escolares reconocidos en todo el mundo como los non plus ultra de las letras patrias, de la historia para párvulos y de los fumadores de pipa.

De los snobs de pipa y guante.., ¿vinculados estrechamente con qué mexicanos?

By the way, que me hagan un lugarcito para que dentro de tres sexenios lleguen allí mis mamotretos de mi personalísima biblioteca de Chicago y de Mediz Bolio, porque como fumador de pipa de rico tabaco burley, lo soy desde que tenía 18 años de edad, no más que en países con temperatura bajo cero, porque fumar pipa en la Ciudad de México o Cuernavaca es como meterse un horno en el gaznate. Aunque creo que para ese remoto entonces, como imperativo ecológico ¡¡¡estará prohibidísimo hasta exponer en un vitral a prueba de bala, una pipa por muy de merschaum, que sea!!!..

Hago estos ridículos apuntes para que vea la dama culta que poner en anaqueles pipas, ya desde ahora, es reverenciar hasta el éxtasis el horrible vicio del tabaquismo que ha llevado a la tumba no sólo a los ya consagrados en la Ciudadela de los Libros sino a otros a los que niegan ese meritísimo derecho. Y es tanto como poner pasteles en una vitrina y en la pared carteles prohibiendo a los golosos comer uno, so pena de perder la figura, la compostura y la esbeltez que cuadra bien a los famélicos poetas sexenales, víctimas de los obesos celosos guardianes.

Esto, porque como dice el señor Álvarez del Castillo A. , hay que preservar la figura, la estrechez, la grandiosidad y la vinculación con lo vernáculo aunque poco tengan que ver pipas y guantes con el verdadero pueblo y aunque los intelectuales que han llevado a la Vasconcelos de la Ciudadela no sean los que trató en medio de la bola, el Maestro, que alternaba con escritores como Mariano Azuela, Martín Luis Guzmán, Vito Alessio Robles y sus mencionados discípulos y desdeñó oropeles, fanfarrias y de pipa y guante, intelectuales de salón que poco compartieron con el pueblo. Si de fumar se trataba, Villa se llevaba un puro a la boca y Zapata un cigarrillo hecho de hoja, si no ¡las huestes se la echaban de la verde!

Si Vasconcelos no fumó pipa eso fue pecadillo menor en un hombre que remontaba el vuelo del águila para llegar a la cumbre de los andes y desde allí lanzar su espíritu para que hablara la raza cósmica, altura etérea donde no podía llegar el humo de pipa alguna aunque fuera de bocanadas de la hierba tóxica que tanto combate el Presidente Calderón.

DR. LÍVINGSTON DENEGRE VAUGHT Y ALCOCER

2011/8/23 Angelica Mendoza Hernandez

Sr. Walter Livingston Denegre Vaugt Alcocer

Presente

Por este medio me permito informar a usted que de la Red Federal de Servicio a la Ciudadanía de Presidencia de la República, recibimos su misiva para conocimiento de este Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Al respecto, anexo oficio dirigido al Lic. Jorge Denegre Vaught Alcocer por parte del Director General de Bibliotecas, en respuesta a la solicitud de adquisición de su biblioteca.

Por su amable atención, reciba un cordial saludo.

Angélica Mendoza Hernández

Control de Gestion de la Sec. Particular

“2011, Año del Turismo en México”

Arenal No. 40

Col. Chimalistac

Delegación Álvaro Obregón

C.P. 01070 México, D.F.

Teléfono: (55) 41550750

Ext. 2206

http://www.conaculta.gob.mx

——————————————————————————–

CONACULTA P Antes de imprimir, piense en el medio ambiente. Before printing think about the environment. Avant d’imprimer, pensez à l’ environnement.
VISITA: www.conaculta.gob.mx

——————————————————————————–


Con optimismo y alegría le saludo,
Dr. Lívingston Denegre Vaught y Alcocer.

=======
Mensaje de correo electrónico analizado por Internet Security – No se encontraron virus ni spyware.
(Email Guard: 7.0.0.18, base de datos de virus/spyware: 6.18140)
http://www.pctools.com
=======

Add a comment to this post

WordPress.com | Thanks for flying with WordPress!
Manage Subscriptions | Unsubscribe | Reach out to your own subscribers with WordPress.com.

Trouble clicking? Copy and paste this URL into your browser: http://subscribe.wordpress.com

=======
Mensaje de correo electr�nico analizado por Internet Security – No se encontraron virus ni spyware.
(Email Guard: 7.0.0.18, base de datos de virus/spyware: 6.18140)
http://www.pctools.com
=======

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: